De zanahorias

Siendo yo de la región, no creo que Dios tenga que ver con el tamaño de las zanahorias que se producen en Almolonga, Quetzaltenango, creo que es más por el agua: el río Samalá, que es literalmente un desagüe de la ciudad de Xela y pueblos aledaños, es lo que ayuda a ese tipo de producción. Sigue leyendo