¿No que Ajkij, pues?


Este artículo debió haber sido publicado el miércoles recién pasado, pero desgraciadamente tengo un servicio de Internet que funciona si el sol alumbra y si no hay viento.

Eso tal vez nos ocurre a los que vivimos en el “interior” de la República, aunque sea a 30 kilómetros de la capital, y de plano si no hay de otra habrá que caer bajo el emporio de otro mexicano ¿a saber si igual o peor el servicio? Ya lo veremos, pero lo que quería comentar es que no estoy en contra ni a favor, como diría el difunto Maco Quiroa: “Sino todo lo contrario…”; pero no hay que ser hipócritas. Fidel Castro tuvo sobrada razón de ni siquiera recibir al presidente Colom, y por eso hay que agradecerle el desaire a un premio que no vale ni lo que pesa el cargarlo o como diría un amigo, asesor de gobierno, no vale ni un “quezal” (sic). Viene esto al caso porque el mandatario Colom engañó a la wachalada con el asunto de que él era aprendiz de brujo, y se lo creyeron. Ahora resulta que lo correcto son los 10 mandamientos, cuando debían ser 11. Lo que le pasa al “don” es no haber entendido los mandamientos del Señor. Está bien que cada quien ande con su chifladura, pero no tratar de hacerle creer a otros lo que uno no cree.

Si Colom ni a brujo pudo llegar, menos a ajkij y jamás a ajq’ij, no es el caso que trate de engañarnos a nosotros los cristianos que empezamos la cuaresma, y escribo esto así porque aparte de otros temas creo en mi apuesta con el difunto hermano Sebastián Farró, como creo en monseñor Álvaro Ramazzini, en Ricardo “Fallita”. Ya sólo me queda un ajq’ij después de Antonio Pop, en quien creer. Por lo demás mejor ya no lo digo. Lo que nos debe ofender a nosotros, los que creemos en todo y en nada, es que un presidente trate de predicar lo que no cumple. Sin embargo, él fue a Cuba a pedir perdón y aquí se concreta a decir: “Si el genocidio es la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, entonces en Guatemala hubo genocidio, hubo etnocidio, hubo asesinato de líderes religiosos” (elPeriódico 26/08/09), palabras que suenan interesantes pero se somete a su ministro de Defensa, siendo él comandante general del Ejército quien se niega a dar información judicial de sus ex socios (¿?) militares en el genocidio y etnocidio mencionados por el supuesto jefe de Estado.Ahora resulta que simplemente se perdieron los expedientes, cuando lo primero que tendría que hacer Colom es cambiar de ministro.

Pero volviendo al tema “aborigen”, como dice otro wachalal, si este gobierno no apoya a la Academia de Lenguas y TVMaya ante el sometimiento gubernamental a su ángel guardián, mejor cerrarlas de una vez y los contribuyentes nos ahorraríamos unos cuantos centavos. Atrás debían irse el Fondo de Desarrollo Indígena, la Comisión Presidencial en contra el Racismo y así lo mayas podríamos denunciar al Estado por excluyente con más pruebas y datos. El mantenimiento de instituciones que más o menos funcionan y le dan una apariencia incluyente es una burla a la mayoría del país.

PA JUN CHOLAJ CHIK: mi disculpa y vergüenza a Rigoberta Menchú, quien llegó a Santa Cruz el fin de semana pasado a la presentación de mi traducción del POPOL WUJ. No se le hizo el reconocimiento debido; mientras que a otros, sí… pero no se puede más con cierta wachalalada. PA QACH’ABAL: Chakuyu’ loq’olaj wanab rumal che man xinbij apanoq chi yata’l ri tzij chawe. Xinchomaj chi etama’m chik ri a opanik kak’omajik necher xinwilo chi ri eqachalal rajawaxik ketama’j na.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s