Por poco fue mordido


Tienen razón estos lectores al preguntarse si esas “mordidas” no fueron de perros.

Agradezco los comentarios y preguntas de algunos lectores relacionados al tema sobre Tekum Umam. Una de esas preguntas la plantea el arquitecto Augusto de León Fajardo, mi amigo geólogo Héctor Monzón y el escritor Francisco Pérez de Antón. A otros lectores con asuntos relativos, les he contestado directamente. El punto a abordar, se refiere a que en uno de los artículos escribí que “en una lectura literal podría asumirse que los castellanos eran caníbales; pero el asunto es otro“; sin haber entrado a explicar a qué “asunto” me refería.

Tienen razón estos lectores al preguntarse si eso de las “mordidas” no fueron mordidas de perros. Carmack traduce la palabra k’iche’ xti como pierced y en pie de nota explica como “atravesado”; pero a la vez reconoce que eso es estirar demasiado el significado de la frase k’iche’. El asunto es que en la página 39 del manuscrito del Título Coyoy, conforme a la transcripción de Carmack, falta una palabra, pero en realidad han de ser al menos dos las palabras faltantes. Esa es otra página fragmentada del manuscrito, precisamente después de las palabras Tecum rah xti cumal nim, que en una traducción literal sería “Tekum por poco fue mordido por ellos, grandes…”. Luego en la siguiente línea aparece la palabra uleuh “tierra”.

De esa cuenta, es muy probable que se está hablando de perros, es decir, los lebreles de guerra que trajeron los españoles. Esto consta también en textos de Bernardino de Sahagún y otros documentos. La frase k’iche’ rah xti “por poco fue mordido” indica que no lo fue, que hubo un intento. Raj, en ortografía contemporánea quiere decir “por poco”. Si de hecho, las mordidas hubieran ocurrido, la palabra raj estaría de más. Sin embargo, reconozco que en otro estudio sobre Tekum Umam, se argumenta que el personaje efectivamente fue mordido por esos perros. En el Rabinal Achi también aparece la palabra xti en la oración qatanaba uti’ik ri saqil al, saqil k’ajol  que Padial Guerchoux y Vásquez-Bigi (FCE México, 1991) han interpretado erróneamente como muestras “veladas de antropofagia”.

En relación con el lugar donde residió Tekum, Tzijbachaj que se identifica en el mismo Título Coyoy, Carmack propone que éste es un sitio cercano a lo que ahora es Santa Catarina Ixtaguacán “antigua”, en virtud que parte de ese pueblo se ha trasladado a lo que hoy se conoce como la cumbre de Alaska. Estos datos y ubicación geográfica tendrán que ser determinados por especialistas que confronten tanto los documentos mayas como las fuentes españolas.

Xaq ta ba kitz’ibaj apanoq ri kinchomaj. Wa’ we inbim nuk’amom pa ojer taq qawuj chi qawinaqil man kikajmaj taj. K’ax ubixik lo, necher e are’ e musib ri kimayjaj uwujil qati’t, qamam.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s