Tekum Umam (2)


En el Tesoro de las lenguas de Francisco Ximénez se traduce ese término como “ciertas cigarras

Para negar la existencia del nombre Tekum, se cita al asesor lingüista Martín Chacach quien dice: “En palabras originales (sic) no se encuentra el nombre de Tekum Umam, lo que sí se encuentra es umam con el significado de ‘su abuelo’ (sic)… Se sabe que en el Popol Wuj, en ningún párrafo aparece este nombre, ni en los títulos de los señores de Totonicapán (sic), ni en las Crónicas Indígenas de Adrián Recinos aparece el nombre de Tecún Umán (sic)”. Con esto, el autor del libro en cuestión afirma: “Queda claro así, que la palabra Tecún, o Tecum, o Tekum no existe en los idiomas utilizados ahora y en aquella época”.

Como nombre compuesto, por supuesto que no aparece en el Popol Wuj, pero sí como Tekum y se le identifica como miembro dirigente en la novena y décimotercera generación, sin que esto signifique que sea la misma persona. En El Título de Totonicapán se le nombra de nuevo junto a Tepepul y en las Crónicas Indígenas también. En los Títulos de la Casa Ixquin-Nehaib. Señora del Territorio de Otzoya citado varias veces en el libro que se comenta, se le identifica como “Tecún-Tecum, nieto de Quicab, cacique”. En la Historia Quiché de don Juan de Torres, hay un Tekum Balam; en el documento titulado Guerras Comunes de Quichés y Cakchiqueles y conforme a la traducción de Recinos se habla incluso de “un hijo pequeño de Tecum” y se le vuelve a mencionar en el Título de los Indios de Santa Clara la Laguna. Es decir, la palabra Tekum no es ajena a los idiomas mayas como se quiere hacer creer. Con relación a que la palabra “no existe en los idiomas utilizados ahora”, habría que preguntarse ¿dónde quedan entonces los apellidos Tecum o Tecún?

Siempre hablando de ese nombre, Paz Cárcamo dice que “es una palabra o frase que no quiere decir nada como nombre de persona y por consiguiente… es un personaje que históricamente nunca existió”. Aquí, este autor, mejor niega lo que no entiende con base a lo dicho por su desinformado asesor lingüista. En el Vocabulario en lengua quiche de Fermín Tirado (1787), está la palabra tecum y eso ha dado como resultado que Dennis Tedlock (1996) en su versión al inglés del Popol Wuj, lo traduzca como “Black Butterfly”. En la Primera parte del Tesoro de las lenguas Cakchiquel, Quiché y Zutuhil de Francisco Ximénez, esa palabra se traduce como “ciertas cigarras”.

Por aparte y siempre con el ánimo de negar la existencia del personaje, se dice que los nombres en la cultura maya siempre estaban ligados “a los signos del calendario, al número del día de nacimiento”. Luego se afirma que Tekum Umam “no es un nombre calendárico de numeral y signo”; como si los nombres K’otuja, Kawisimaj, Tepepul, por mencionar algunos, sí lo fueran.

(Continúa).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s