Tekum Umam (1)


En todo caso, el “héroe nacional” y “paladín del Ejército” debería ser el “Pegre de Alvarado”.

ri uk'oj tekumHace unas semanas, se presentó el libro La Máscara de Tekum, Ru Uk’oj Tekum del economista y sociólogo Guillermo Paz Cárcamo. La publicación estuvo a cargo de la editorial Cholsamaj y contó con el apoyo de la Fundación Soros. La “homologación de palabras mayas” de Pakal B’alam Rodríguez Guaján y la “Asesoría, revisión y reconocimiento lingüístico conceptual” a cargo del licenciado Martín Chacach Cutzal.

Antes de concretar si estamos o no de acuerdo con que Tekum Umam sea el “héroe nacional” de esta patria racista, el punto central es su propia existencia, asunto que tendrán que establecer historiadores que sepan leer los textos indígenas en los idiomas que fueron escritos. De mi parte no estoy de acuerdo en que Tekum Umam sea ese “héroe nacional” y menos “paladín del ejército”.  En todo caso, ese “héroe nacional” debería ser el “Pegre de Alvarado” como cita en su chiste ladino, el autor de este libro. Por aparte, hay que decir que los “títulos mayas” contienen referentes históricos que por supuesto no constituyen la última palabra. Tampoco la llamada Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España de Bernal Díaz del Castillo conforma la verdad histórica. Solo un descerebrado creería eso. Ramón Iglesia en su libro Cronistas e Historiadores de la Conquista de México (Fondo de Cultura Económica, 1942), es claro al escribir que Bernal “no era precisamente un dechado de desinterés, y que tampoco tenía escrúpulo en falsear la verdad”.

Otro asunto a anticipar, es ¿por qué los textos mayas no han sido debidamente estudiados en Guatemala? En la introducción del libro de Bernal Díaz, publicada por la Sociedad de Geografía e Historia en 1933, se dice que los “acontecimientos de la conquista y el periodo de la colonia” es un asunto que compete directamente a los guatemaltecos; mientras que el estudio de la cultura maya “pertenece a la humanidad”. De esa cuenta, la mayoría de los documentos mayas han sido estudiados y mejor traducidos en idiomas extranjeros. Dicho lo anterior, paso a señalar lo siguiente: para comenzar, se discute la cantidad de los guerreros k’iche’ que enfrentaron al contingente comandado por Pedro de Alvarado. Conforme las fuentes españolas, se habla de hasta una cantidad de 232,000 y conforme a la traducción del Título Coyoy citado en el libro en cuestión, habrían sido 30,240. He aquí un problema, esa traducción del Título Coyoy está basada en la transcripción que realizó Robert Carmack y que publicó en 1973. En el manuscrito k’iche’, se habla de una cuenta de 10 x 400 = 4,000 y de una cuenta de 11 x 400 = 4,400; por eso Carmack traduce que los guerreros k’iche’ habrían sido 8,400 y “entre ellos” 39 “portaestandartes e instrumentos de percusión…” (continúa)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s