De anonimistas


La intención es que uno polemice con colegas en temas que tal vez ni le interesan a uno.

El domingo pasado se publicó en El Peladero de elPeriódico, que aquel diputado que se puso a disparar después de un partido de fútbol, ha retornado a su oficio favorito: atacar a la Prensa.

Esto también se comentó en la segunda parte del editorial de elPeriódico el lunes último.

Es decir, el “dipucaco” ayudante de Arzú, vuelve a la carga y a él se unen los miembros del gobierno actual que piden a los funcionarios del PNUD abstenerse de hacer comentarios sobre el quehacer gubernamental.

Que por su medio venga plata, está bien; pero que se callen aún y cuando algunos opinen de manera personal y no institucional. Por aparte, debe recordarse que Berger y su rosca de mercaderes, son derivados del partido que llevó a Arzú al poder.

Lo anterior es motivo de preocupación, porque la libertad de expresión no sólo es un derecho que medianamente se practica en Guatemala, sino además de los inquisidores individuales, ahora aparece toda una organización para atacar ese derecho.

No estoy seguro, pero sospecho que de por ahí viene también cierta basura electrónica. Ocurre que en los últimos días he estado recibiendo mensajes supuestamente enviados por personas que conozco; pero cuyo contenido es basura en el mejor de lo casos.

Como hasta ahora no he caído de baboso para abrir attachments que puedan transportar un virus, han cambiado de modalidad. Me enviaron a la redacción de Prensa Libre, un sobre supuestamente suscrito por un columnista de Siglo Veintiuno donde se reproduce un artículo de una colega de elPeriódico.

Lo cobarde del asunto, es que subrayan los puntos que quisieran que uno comentara con un mensaje que no está escrito a mano ni con máquina, sino con un sello. Yo no creo que algún lector desocupado se tome la molestia para hacer estas minucias e incluso mandar a hacer un sello con un mensaje específico. La intención es clara, tratar de que uno polemice con otros colegas en temas que tal vez ni le interesan a uno.

En este caso, el texto recibido no es sobre un tema gubernamental ni municipal y por eso sospecho que lo que se busca, es desviar la atención de mal gobierno de Berger o de los abusos de Tonatiuh.

Esta mancuerna al final de cuentas, se tapa con la misma chamarra. Sobre este tema y como dijo Pérez de Antón en entrevista publicada en Prensa Libre el domingo pasado: “Los enemigos de la libertad de expresión no son invisibles. Unos son diputados, vicepresidente del Congreso y alcalde de la ciudad. El otro es el Papa”.

XA NE XAQ JUJUN yatal chiqe kujtz’iban chi rij xaq jas kaqaj k’ate k’ut kepe ri uk’ulelal tixbachinik che uq’ataxik qach’atem. Tzij lo chi e k’o jujun man kakaj taj kujtz’ibanik, necher e k’i’alaj kujkisik’ij. Chi ke e are’ kabe qatzij.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s