Les hace mal la leche


Lo que más importa al presidente lechero, es que sus socios mamen bien de la ubre estatal.

En la aldea donde cursé los primeros años de primaria, la leche era algo que se miraba más en las cartulinas que los maestros se afanaban en presentar como elementos básicos de la nutrición. Si algunas familias tenían vacas con cría, eran privilegiadas.

Luego llegó un programa gubernamental en el que, por temporadas, se distribuía un pan francés con una rodaja de queso y un vaso de atol. En esos días también era muy popular una canción mexicana que decía algo así como: “Llegó el lechero, ¿a cómo el litro? A uno veinte…”.

La leche de esa canción, creo yo, era más conocida en la aldea antes que la de verdad. Cuento esto porque más de 40 años después, muchos niños del área rural sólo escucharán la palabra antes de conocer el sabor de la leche.

El Gobierno anunció un programa alimenticio para los educandos y resulta que muchos los más desnutridos van a seguir igual.

Berger favoreció con este programa a sus socios lecheros y para que ese “subsidio” no se desparrame, van a distribuir el 48 por ciento del producto en lugares con bajo riesgo de alimentación. Es decir y como reportó Prensa Libre el lunes pasado, la “leche no irá a los más desnutridos”.

Por lo visto, lo que más le importa al presidente lechero, es que sus socios mamen bien de la ubre estatal. Otros columnistas ya han cuestionado este punto, y si estamos en plena globalización ¿por qué no participaron productores extranjeros con eventual mejor producto y quizá a precios más competitivos?

Los favorecidos con este negocio hablan de un “apoyo” a la producción nacional; pero cuando se trata del TLC, esos empresarios hablan de una competencia mundial.

Cuando se trata del maíz, por ejemplo, no se dice que los que viven de ese cultivo, van a tener que competir con productos subsidiados.

La excusa gubernamental de que no hay suficientes fondos es una farsa, porque lo que al Gobierno le sobra es dinero, si no ¿a cuenta de qué, Berger, tercamente ha tratado de repartir dinero a las PAC o por qué el desinterés para recuperar lo saqueado por el gobierno anterior?

A esto hay que agregar cómo los diputados de engorde se preparan para aumentarse solapadamente el sueldo. La única razón posible para que no se distribuya leche en otros departamentos con altos índices de desnutrición, y conociendo un poco la mentalidad presidencial, es que se ha de pensar que a esos niños les hace mal la leche.

XQAQUMUJ CHUWI’. Felicitaciones al poeta Humberto Ak’abal a quien le acaban de publicar una traducción al alemán. El libro se denomina Das Weinen des Jaguars y esta semana se presenta en un Congreso de poesía en Zurich, Suiza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s