Ladino terco


En una competencia mundial de terquedad, “con Berger ganamos todos” y obtendríamos medalla de oro.

Título este artículo así, con la sola intención de que se sienta lo que sentimos los mayas cuando se dice “indio terco”. Y es que el ladino presidente de este país, es un buen ejemplo de que la terquedad no es característica étnica, sino parte de la personalidad. Si hubiera una competencia mundial de terquedad, con Berger, seguramente obtendríamos la medalla de oro porque en fútbol, está visto que no salimos de Centroamérica.

Además, comparto lo escrito por el columnista Gustavo Berganza el viernes pasado: “¡Qué karma el que arrastra Guatemala! ¡Si elige un presidente listo, resulta que le sale ladrón y si se inclina por uno honrado le sale medio tonto!”.

Después de tres resoluciones de la Corte de Constitucionalidad (CC) en contra del pago a las ex PAC, resulta Óscar Berger más “PAC-ista” que Ríos Montt y que los eferregistas enquistados en la CC.

Tal vez fue el café que se tomó con Ríos Montt, o algún remordimiento para que a puro tubo quiera que con dinero público se pague a quienes “cuidaron” sus bienes y los de sus socios durante el terrorismo de Estado que encabezó el Ejército.

Óscar Berger está igual a aquel empresario que prestó dinero a un banco extranjero, no pagó y embrocó al Estado. De esa cuenta, se busca ahora que con dinero de los contribuyentes se pague aquella deuda. En otras palabras, la ciudadanía siempre termina contribuyendo al enriquecimiento de los ricos.

El terco Berger, antepone la violación de los derechos humanos a la dignidad de las víctimas. En el plano legal, sin embargo, estaría incurriendo en delitos porque los Q445 millones están destinados a las víctimas del conflicto armado, no a los victimarios o colaboradores de quienes llevaron a cabo el terrorismo de Estado.

Las PAC en todo caso, fueron “víctimas” de los socios de Berger y del Ejército que siempre ha funcionado como guardaespaldas del poder económico y ellos deberían pagar esos servicios.

Cuando Berger contesta que “las víctimas hemos sido todos…” sólo le faltó agregar que a él también habría que pagarle por ser ahora comparsa de un genocida. Ante toda esta perversidad ¿qué esperan Rigoberta Menchú y Frank La Rue para renunciar? ¿Será tanto el beneficio económico que reciben para seguir poniendo la cara por un necio, racista y PAC-ista?

POST DATA A RIGOBERTA MENCHU: Sibalaj k’ax awoyonik l’i! Xaq e junam ri kechakun awuk’. Atinsik’im necher man kuya’ taj kinbij chawe, kabix chawe ri ube’yal kinwilo ri apatan xutzukuj a Berger. Xaq lo tajin katukojo chi kiwach yaki amaq’. Chatzaqa’ ba kanoq ri patan ya’om chawe! Are utz abanom nabe chuwach ri tajin kaban wakamik. Man taqal ta chawe uto’yik kajawal q’inomab, xuquje’ uch’ajik kipalaj ri ojeroq kibanom k’ax chike qawinaqil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s