Los “malos” guatemaltecos


Si los “buenos” actuaran conforme a derecho ¿por qué no exigen el cumplimiento de la ley?

Después de los hechos violentos ocurridos la semana pasada en Los Encuentros, Sololá, los empresarios publicaron una serie de comunicados a favor del Gobierno.

Otros, se han dedicado a calificar a quienes se oponen a la minería, como “malos” guatemaltecos.

Invocan el estado de Derecho; pero obvian la violación a la ley por parte del Gobierno.

En otras palabras, se defiende la ilegalidad en beneficio de unos pocos. A ver si estos defensores de la minería actuarían igual si la exploración y explotación minera fuera adentro de sus fincas. ¿Defenderían ese estado de Derecho con el mismo empeño?

Les resulta más fácil decir que unos son “malos” y otros son “buenos”, sólo por hacer ver su punto de vista. Se asocia a los “malos” como parte de un movimiento anarquista o insurgente.

Si los “buenos” estuvieran actuando conforme a Derecho ¿por qué no exigen, entonces, el cumplimiento de la ley que tanto gustan hablar? La violación al artículo 15, inciso 2) del Convenio 169 es más que obvia. Ahora resulta que la compañía minera actuando como juez y parte efectuó una consulta, cuando el Convenio 169 dice que ésta la debe realizar el Gobierno.

La empresa Montana no es parte del Estado, aunque Berger así parecía entenderlo la semana pasada cuando como representante de “la unidad nacional” salió en defensa de esa empresa.

Lo menos que procede ahora, es desarrollar esa consulta como manda la ley, de buena fe e informada, como ha dicho el procurador de los Derechos Humanos.

Esto de calificar a unos de “malos” guatemaltecos recuerda la campaña contrainsurgente. Sólo porque se está en contra de una política gubernamental que favorece intereses empresariales y sobre eso, que viola la ley, no quiere decir que se sea “malo”.

El calificativo puede igualmente revertirse. Yo no creo, por ejemplo, que los firmantes del comunicado de Tzoloj Ya’ y el de las valientes integrantes de la Asociación de Mujeres Indígenas sobre este asunto de la minería, y que están circulando por la red, sean “malos guatemaltecos”.

Así que ahora sólo falta una acción legal; aunque de las últimas informaciones de prensa, se desprende que Berger empieza a reconocer las consecuencias de este aspecto al hablar de un acatamiento a la voluntad de las comunidades.

Queda esperar entonces que el Gobierno lleve a cabo esa consulta y que no sea amañada, como la última consulta popular.

RI KAMINAQ man kak’asi ta chik; necher ri esokotajinaq kekunax lo. We kata’ kina’oj qachalal pa San Marcos, e k’u we man kajotax ta esaxik q’ana pwaq, kujch’akan lo qonojel ri mayib rumal che ri amaq’ taqanik kaqaj pa kiwi’ amaq’ k’amal be.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s