Viviendo de la pobreza


Lo único que queda es hacer cabildos abiertos para definir cómo liberarse de los eferregistas. 

Durante el gabinete abierto que se desarrolló el lunes pasado en el Palacio de la Cultura y que en resumidas cuentas fue para pedir apoyo para el gobierno y más dinero a organismos internacionales, al presidente de fachada, Alfonso Portillo, sólo le faltó decir que nos olvidáramos de la corrupción que caracteriza a su gobierno y que la pobreza se ataca enriqueciendo a gente como Alvarado McDonald, Llort Quiteño y otras firmitas que han resuelto su problema económico con fondos públicos.

Al final, ellos como el mismo presidente, ya nunca serán pobres. Y eso de que “no es el momento de buscar culpables” suena a encubrimiento; porque hay responsables de la pobreza en el país y estos lo forman los grupos hegemónicos que han vivido de la miseria ajena, están los títeres que los representan y los organismos de Estado que favorecen la impunidad. A estos se suman los representantes de organismos internacionales que minimizan o justifican la corrupción como un mal común.

Portillo también dijo que con “patriotismo debemos trabajar unidos por nuestro país”; pero ese patriotismo es el que le falta a la gente del FRG que piensa que estar en el gobierno, es estar frente a un cofre abierto. Los que menos pueden hablar de patriotismo son los que fomentan, avalan y encubren la corrupción, el nepotismo y la ilegalidad. El FRG ha llevado a este país a un callejón sin salida que si no ocurre otra cosa antes, lo único viable que les queda a los ciudadanos es empezar a hacer una especie de cabildos abiertos en las aldeas, caseríos, municipios y ciudades para discutir y definir cómo liberarse de los eferregistas en la próxima campaña electoral. En estos cónclaves, la ciudadanía debe tener claro que legalmente ya no queda nada por hacer mientras dure este gobierno, que no hay esperanzas en la administración de justicia y que entes como la CC y el MP están totalmente sometidos a los dictados del FRG.

De esa cuenta, la única opción que queda es terminar de retirarles cualquier aval ciudadano. Con el FRG ni al culto ni a misa, como lo hicieron los de la URL cuando a Reyes López ni siquiera le dijeron “la paz sea contigo”, en la misa de celebración de los 40 años de fundación de esa universidad.

Aquí también podrían poner su grano de arena los diputados de la llamada “oposición”. Si esa oposición fuera real, debían retirarse del Congreso y dejar solos a los depurables del FRG. Es menos deshonroso dejarlos con su ilegitimidad, que avalarlos. Esto sería un ejercicio saludable para la política local. Al fin de al cabo, esa oposición ni pío hace allí, excepto legitimar ilegalidades de otros. Una acción de esta naturaleza hasta quizá les acarrearía algún rédito político; pero claro, la mayoría de estos “opositores” son diputados por el sueldo y tampoco se puede esperar mucho de ellos. CHOMAJ BA LA, RI XINBIJ APANOQ.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s