Tanto para tan poco


Sobre el Fondo Indígena Guatemalteco.

Las ultimas acciones que el Gobierno está tomando respecto de FODIGUA inducen a pensar que no ha servido de mucho el esfuerzo de algunos dirigentes de organizaciones indígenas y estudiantes universitarios. Al final, se está haciendo un gran alboroto por una migaja. Mientras tanto, el gobierno se llena la boca diciendo que escucha las opiniones de indígenas, y hace creer que practica la democracia a un costo insignificante si se compara la asignación de FODIGUA con lo que despilfarra este Gobierno.

Si hasta hay un ministro que gasta y malgasta millones, y sólo sabe decir que se gastó un “montón” para reparar un puente. Según se sabe, el presupuesto de FODIGUA es de 18 millones, lo que equivale a una inversión menor de Q3 anuales por indígena. Esta cantidad es un insulto y una burla para la población mayoritaria del país, en virtud de que el Gobierno gasta muchísimo más en viáticos y publicidad. Sólo para este año se tienen asignados 32 millones más que el año anterior para esos menesteres.

Por lo anterior, el presupuesto del FODIGUA más parece un dulce que el Gobierno lanza para acallar a cierto sector de la población, y por eso hay quienes se pelean por ese hueso. Otros, que también están dispuestos a comprometer su honor por rescatar a una entidad de por sí politizada y politizable.

FODIGUA, como idea, quizás es buena; pero con el presupuesto que tiene, no va a resolver jamás lo que el mismo Gobierno no quiere hacer. Mas bien, ese Fondo le sirve a los gobernantes para lavarse las manos. A la vez les ha servido para hacer proselitismo, y cuando les conviene hacen un gran show de la corrupción que ahí campea para desviar la atención de la corrupción mayor. Sobre la corrupción en FODIGUA, por supuesto y ya lo he dicho, la CGC y el MP deben accionar en contra de los implicados; pero así también deben hacerlo en contra de otros corruptos.

Personalmente no tengo fe en esta clase de fondos, porque le quitan responsabilidad al Gobierno y “adormecen” ideológicamente a cierta dirigencia, que piensa que con una pizca de esta naturaleza se pueden parchar males institucionales e históricos. Para un país como Guatemala, donde la población indígena es mayoritaria, una entidad como el FODIGUA no resuelve mayor cosa y a lo sumo termina en paliativo.

De esa cuenta, los posibles interventores de ese fondo harían bien al evaluar si vale la pena mantener esa entidad o condicionar su existencia a una asignación digna que pueda empezar a resolver, aunque sea en parte, los problemas elementales que esa población mayoritaria está planteando. De otra manera, mejor dedicarnos a otros asuntos. Con paliativos, no se resuelve nada.

XA TA BA TAJIN kinbij chi rojonel kaban pa FODIGUA man utz taj. Man je ta ri´ Xa kwaj qachomaj ri ubeyal ri moloj taq ri´. Ri amaq´ k´amal taq be kijach jutz´it pwaq chi ke taq ri moloj ri´ k´ate kíut kichomaj chi ruk´ wa´ xbantaj ri taqan chi ke. Che utzaqataxik wa´, e k´o qawinaq chi je kechomanik xuquje´.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s