Sistema interesado


Es impresionante ver la celeridad con que fueron aprehendidos nueve vecinos de Todos Santos Cuchumatán, supuestos responsables del linchamiento del piloto guatemalteco y del turista japonés.

Como consecuencia de estos hechos, vemos también cómo el racismo ladino aflora de nuevo en ciertos escritos de prensa. Porque se trata de un ciudadano de un país donante algunas gentes están listas para ¡linchar! culturalmente a los mayas y el sistema judicial parece que sí funciona.

Aquí hay que preguntarse ¿qué estaría pasando si sólo el piloto guatemalteco hubiera sido la víctima? Lo más probable es que los ataques racistas serían iguales; pero las autoridades judiciales tal vez estarían filosofando sobre qué hacer. Como esos hechos amenazan el turismo, medio mundo protesta. El Gobierno japonés debe tomar nota de que las autoridades guatemaltecas están actuando nada más por INTERES porque aquí, la justicia como la igualdad, son más términos de contenido retórico que valores de una sociedad que se considera ¡civilizada!. Por esto mismo, es que ciudadanos notables se han visto obligados a acudir a tribunales extranjeros.

Comparando hechos y sin hablar de masacres y tierra arrasada, baste recordar aquí el caso de dos señoras y una niñita de dos años encarceladas sin orden judicial por el oficial y el secretario del Juzgado de Paz de San Ildefonso Ixtahuacán el 18/4/96. Como las señoras hablaban mam y no español eso disgustó más a aquellos supuestos operadores de justicia.

Ante la protesta de los vecinos uno de esos dos personajes empujó a la señora con la niña en la espalda. La señora cayó, se golpeó la cabeza y quedó inconsciente. La niña también resultó herida. Sobre eso, aquellos empleados del Organismo Judicial las maltrataron verbalmente de manera soez y racista.

Y ¿Qué hizo el sistema de justicia al respecto? NADA. Uno de los actuales magistrados de la Corte Suprema de Justicia sabe muy bien de estos hechos. ¡Claro! En 1996 no hubo muertos y en el 2000 sí. Lo importante a señalar aquí, es la disparidad con que funciona el sistema de justicia. Por lo visto, tiene que venir CNN o un hecho delictivo tiene que amenazar ciertos intereses económicos para que se le dé la dimensión correspondiente.

¡Por supuesto que hay que condenar a los responsables del linchamiento! Pero ya veremos si no por quedar bien con el Japón se produce otra de las tantas injusticias que lleva en la conciencia la justicia ladina.

Sin embargo, una lección que debe sacarse de todo esto es que a mediano plazo los japoneses deben empezar a negociar con los beneficiarios directos de su ayuda y no a través de intermediarios. El apoyo que el gobierno japonés otorga al país apenas se ve en las comunidades mayas.

¿Quién sabe si esa ayuda no se ha quedado en algún complejo deportivo capitalino o en el pago de vehículos y guardaespaldas para quienes históricamente han masacrado a ese pueblo?

AJJAPONESIBI: CHICHOMAJ BIA LE TAJIN KINBIIJ APAN CHI WE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s